Benvingut(da), Visitant. Per favor ingressa o registra't. Did you miss your activation email?

* Usuari

Autor Tema: Crónica de Berlín  (Llegit 1085 cops)

Desconnectat javiriva

  • Usuari 10 Km
  • ***
  • Missatges: 208
    • Veure Perfil
Crónica de Berlín
« el: 05 de Octubre de 2009, 23:37:03 »
EL despertador suena a las 05:30 de la mañana, hora de desperezarse y almorzar algo para no correr con el estómago vacío, una especie de Bagel, es nuestro desayuno junto con un zumo multifruta…El día es espectacular con un sol resplandeciente sobre la ciudad de Berlin
Nos vestimos y salimos a coger el metro en donde no tenemos dudas de la dirección que tenemos que tomar puesto que el andén está invadido de cientos de runners de diferentes países preparados para empezar la maratón, entramos en el metro como sardinas en lata (estilo Behobia) y directos a la salida.
Llegamos a la puerta de Brandemburgo hacia las 08:30 y como buenos alemanes todo está perfectamente organizado para que cada corredor acceda a los guardarropas correspondientes según su dorsal (la llegada hasta la ubicación es lenta y pausada debido a la cantidad de gente que se agolpa para entrar en el recinto solo habilitado para los corredores. Nos dirigimos a nuestro “box” a pedir una de esas bolsas de plástico para podernos poner una vez nos despojemos de toda la ropa (aunque con el calor que hace, lo que hacemos es usar la bolsa para sentarnos en el césped mojado). 18998 es el dorsal que me ha tocado llevar en carrera. Ya estoy preparado para sufrir, pues mi preparación ésta vez deja mucho que desear y como veréis se notará en carrera.
Nos despedimos con un efusivo abrazo Dani, Carmelo y yo, pues estamos en cajones diferentes (Dani ha decidido ir con su cuñado para ayudarle a terminar su primera maratón) así que una última foto y despedida de compañeros.
Me sitúo en mi cajón (E) hacia las 08:40, tan solo quedan 20 minutos para que den la salida y la gente empieza a estar nerviosa. Mientras tanto, comienzan a dar la bienvenido en diferentes idiomas justo antes de que suene el pistoletazo inicial.
Tardo exactamente 8 min 23 segundos en pisar la alfombra roja de salida y comienza la carrera, avenida enorme para correr sin mayores problemas a pesar de la cantidad de gente que hay (unos 45.000 corredores), la gente me adelanta y yo intento fijarme en el suelo y no ver a todos los que me pasan porque debo ser coherente conmigo mismo e intentar ir despacio al principio para aguantar el máximo nº de Km puesto que sé que mi preparación como ya he dicho anteriormente no es la mejor y puede que lo pague en el último tramo.
Los primeros Km pasan bien, sin mayores complicaciones, voy a gusto y veo que el ritmo que quiero llevar es el que voy haciendo 5:30-5:40, en las curvas la gente se amontona y alguna que otra vez hay que bajar el ritmo porque no cabemos todos ya que se forma un pequeño embudo, pero no me importa porque solo quiero terminar con dignidad y me apetece disfrutar del ambiente que rodea una maratón tan grande.
Los avituallamientos son un poco caóticos puesto que solo los hay a un lado (suele ser la derecha) de la calle y la gente se agolpa para coger agua como loca, y aunque al principio esto no me importa mucho, luego a cada Km me voy cabreando un poco más, porque la gente deja de correr y cruza la calle de lado a lado para beber, aunque tengo que reconocer que en los últimos Km cada avituallamiento es un alivio para mis piernas…
Km10  paso cerca de los 57 minutos el primer cuarto de maratón y me siento perfecto, puedo seguir mi ritmo y voy escuchando mi música con toda la calma del mundo (esto está chupado). Entre el km 10 y el 20 sigo el ritmo de una forma armónica aunque bajando ligeramente el ritmo por Km con lo que llego a la media maratón  exactamente en 2h 00’ 20”. En ése momento, mi cabeza empieza a pensar que siempre hay que hacer la segunda parte de la carrera más rápido que la primera y que como me encuentro bien, debería plantearme aumentar el ritmo para poder bajar de 4 horas (primer error por obsesionarme con un tiempo). Decido tomarme un gel por si acaso empiezan a flaquearme las piernas y después de llevarlo durante 2 horas en la mano, se me cae y lo pierdo entre las piernas de los corredores…..Mier…a!!!, no pasa nada, aun me queda otro en el bolsillo y 1 glucosport así que pienso que me los tomaré en el Km25 y Km35 para llegar con fuerzas. La verdad es que el efecto del gel se nota al cabo de poco rato y te pone como una moto unos Km, pero luego te pega un bajón importante que aun no acabo de entender… me doy cuenta de que mi dorsal se ha salido de 3 imperdibles (no sé porqué les llaman así) y veo que me tengo que parar a recolocarme el dorsal porque me está molestando. Ahí me paro un par de minutos que en mi cabeza supone el principio del fin de la carrera porque estamos en el Km 25 y veo que a partir del 27 no me quedan reservas o más bien, me doy cuenta de que no he hecho ninguna tirada larga para poder tener el entrenamiento Psicológico necesario, así que el ritmo por Km empieza a bajar paulatinamente a pesar de que me pongo detrás de 3 guapas chicas brasileñas que más o menos van a mi ritmo (aunque ellas iban fresquitas y yo ya iba tocado).
Trato de seguir detrás de ellas (a falta de Gel, por lo menos que mi mente esté distraída, ¿no?) e incluso hay momentos que me encuentro bien y las adelanto pero no sé que extraña razón (nuevamente el entrenamiento, creo) hace que desde el Km 32-35 me tenga que ir parando cada 2 Km porque me encuentro sin reservas, tengo hambre y sed (por cierto no sé si he comentado que la bebida isotónica es asquerosa en ésta carrera) Y aunque sé que queda poco, me siento impotente de seguir marcando un ritmo más o menos acompasado.
Finalmente llego al Km 39 en donde mi cuerpo dice basta y muy pocas veces en mi vida he sentido la sensación de que mi cuerpo me dice que no me va a hacer ni caso, que da igual el tiempo que haga porque ya no puedo más, las piernas son 2 piedras que cada vez que intento arrancar me dan pinchazos..uufffff que duro (el muro para mí en ésta carrera es precisamente tan largo como el de Berlin,!! Que curioso!!.
En fin, Km 41, enfilo Unter den Linden (justo a 800metros de la puerta de Brandemburgo) y empiezo a ver que esto se acaba así que me convenzo de que hay que terminar corriendo como sea ésta preciosa maratón, me pongo a correr y empiezan a venirme unas sensaciones muy emocionantes que suele ocurrir cada vez que sabes que vas a terminar una maratón, paso por la puerta de Brandemburgo y entonces comienzo a sentir una sensación indescriptible de emoción enorme, he de decir que es el final más bonito que he vivido en las 3 maratones que he hecho, mucha gente en las gradas para hacer los 195 metros más rápidos de toda la carrera, me empiezo a acordar de toda la gente querida y, porqué no, me cae una lagrimita de emoción, finalmente 4h 10min 20 seg; No es el mejor tiempo de mi vida, pero otra maratón al saco. Prometo entrenar más para la siguiente porque sino parece que no pertenezco a R2L,jjajajajajajaja.
Al cabo de un rato me reencuentro con Dani y Carmelo (ha terminado su primera Maraton) y nos abrazamos para felicitarnos por una nueva azaña. Gracias a Dani, el pobre Carmelo  lo ha conseguido, está muy emocionado y agradecido al campeón de Dani que una vez más ha hecho honor a su fama de bonachón y ha sacrificado el hacer su carrera por ayudar a un amigo a hacer la suya, un auténtico crack!!!!!!.
Saludos
Javi